/ jueves 12 de enero de 2017

Se organizan “chiloneros” contra grupos de vándalos

Chilón.- Ante la presencia de civiles armados quehan saqueado y vandalizado negocios en este municipio, pobladoresde la localidad crearon un grupo de autodefensa al que denominaron“Movimiento de Iniciativa Ciudadana Paz y Progreso”.

Señalaron que si bien están en contra delgasolinazo, no van a permitir que se cometanactos de pillaje.

Tras los saqueos perpetrados en los primeros díasdel año a un cervecentro, una tienda de autoservicio y unagasolinera, los pobladores –armados con palos y tubos–patrullan de noche las calles de esta localidad para evitardesmanes.

De acuerdo con Rodrigo Pinto, del Centro de DerechosIndígenas (Cediac), la población vive atemorizada por un grupo noidentificado que propició los saqueos a esos comercios, por lo queno permitirán que creen más pánico y la rapiña en la zona.

Dijo que la Cediac y muchos otros sectores socialesrechazan y condenan el incremento al precio del combustible, perotambién reprueban las acciones de esos grupos de choque que causanterror entre la población, en un claro afán para inhibir lasprotestas pacíficas contra el gasolinazo.

Señaló que en un principio los cuerpos ciudadanosde seguridad se apoyaron de elementos de la Policía Municipal,pero ahora éstos huyeron cuando se toparon con hombresencapuchados y armados, quienes hirieron a dos uniformados ychocaron un automóvil.

Pinto sostuvo que al ser rebasadas las autoridadesmunicipales, la población vive atemorizada, por lo quedeterminaron bloquear los accesos para evitar que gente ajenaingrese a Chilón. Incluso hay escuelas que suspendieron clases enla cabecera municipal y algunos sectores reclaman la presencia delas fuerzas militares para poner orden y evitar unenfrentamiento.

El párroco José Aviles, de la Misión Jesuita deBachajón, se manifestó preocupado por la situación, y por lo queoró con todos sus feligreses “para pedir al señor que nosayuden a encontrar la paz”;además, denunció que Chilón es un“pueblo desprotegido.

“Falta seguridad,nos dejan a merced de los gruposviolentos del crimen organizado para que arrasen con el pueblo”,destacó el párroco, e indicó que la gente cerró los accesos porseguridad.

“La seguridad pública municipal ha sidoincompetente, hasta el grado de la complicidad, para no actuarcontra estos vándalos. Han dejado vulnerable a la población, queestá a merced de los grupos delictivos que han saqueado locales,ponen retenes y cobran peaje”, aseguró Avilés.

Reveló que ya pidieron a la Secretaría de Gobiernoque intervenga y manden policías estatales, pero hasta ahora no hahabido respuesta.Los que operan en la región, añadió,estánequipados, se han fortalecido ante el amparo de la autoridado ineptitud de la misma. Y la población teme que esta nochevuelvan a incursionar estos individuos armados y encapuchados.

“Acá la autoridad está ausente, la seguridadlocal ha mostrado total ineptitud, ylos oficiales estatales a laque ya se recurrió ha sido ineficaz hasta el momento”, concluyóel cura.

Asimismo, a las 13:00 horas de ayer, diversasautoridades acudieron a las instalaciones de la Policía EstatalPreventiva de Ocosingo, donde firmaron una minuta de acuerdo con lafinalidad de encontrar fuentes alternas que den solución a laproblemática que viveel municipio ante la inseguridad, donde unode los acuerdos principales fue brindar seguridad a lapoblación.

Chilón.- Ante la presencia de civiles armados quehan saqueado y vandalizado negocios en este municipio, pobladoresde la localidad crearon un grupo de autodefensa al que denominaron“Movimiento de Iniciativa Ciudadana Paz y Progreso”.

Señalaron que si bien están en contra delgasolinazo, no van a permitir que se cometanactos de pillaje.

Tras los saqueos perpetrados en los primeros díasdel año a un cervecentro, una tienda de autoservicio y unagasolinera, los pobladores –armados con palos y tubos–patrullan de noche las calles de esta localidad para evitardesmanes.

De acuerdo con Rodrigo Pinto, del Centro de DerechosIndígenas (Cediac), la población vive atemorizada por un grupo noidentificado que propició los saqueos a esos comercios, por lo queno permitirán que creen más pánico y la rapiña en la zona.

Dijo que la Cediac y muchos otros sectores socialesrechazan y condenan el incremento al precio del combustible, perotambién reprueban las acciones de esos grupos de choque que causanterror entre la población, en un claro afán para inhibir lasprotestas pacíficas contra el gasolinazo.

Señaló que en un principio los cuerpos ciudadanosde seguridad se apoyaron de elementos de la Policía Municipal,pero ahora éstos huyeron cuando se toparon con hombresencapuchados y armados, quienes hirieron a dos uniformados ychocaron un automóvil.

Pinto sostuvo que al ser rebasadas las autoridadesmunicipales, la población vive atemorizada, por lo quedeterminaron bloquear los accesos para evitar que gente ajenaingrese a Chilón. Incluso hay escuelas que suspendieron clases enla cabecera municipal y algunos sectores reclaman la presencia delas fuerzas militares para poner orden y evitar unenfrentamiento.

El párroco José Aviles, de la Misión Jesuita deBachajón, se manifestó preocupado por la situación, y por lo queoró con todos sus feligreses “para pedir al señor que nosayuden a encontrar la paz”;además, denunció que Chilón es un“pueblo desprotegido.

“Falta seguridad,nos dejan a merced de los gruposviolentos del crimen organizado para que arrasen con el pueblo”,destacó el párroco, e indicó que la gente cerró los accesos porseguridad.

“La seguridad pública municipal ha sidoincompetente, hasta el grado de la complicidad, para no actuarcontra estos vándalos. Han dejado vulnerable a la población, queestá a merced de los grupos delictivos que han saqueado locales,ponen retenes y cobran peaje”, aseguró Avilés.

Reveló que ya pidieron a la Secretaría de Gobiernoque intervenga y manden policías estatales, pero hasta ahora no hahabido respuesta.Los que operan en la región, añadió,estánequipados, se han fortalecido ante el amparo de la autoridado ineptitud de la misma. Y la población teme que esta nochevuelvan a incursionar estos individuos armados y encapuchados.

“Acá la autoridad está ausente, la seguridadlocal ha mostrado total ineptitud, ylos oficiales estatales a laque ya se recurrió ha sido ineficaz hasta el momento”, concluyóel cura.

Asimismo, a las 13:00 horas de ayer, diversasautoridades acudieron a las instalaciones de la Policía EstatalPreventiva de Ocosingo, donde firmaron una minuta de acuerdo con lafinalidad de encontrar fuentes alternas que den solución a laproblemática que viveel municipio ante la inseguridad, donde unode los acuerdos principales fue brindar seguridad a lapoblación.

Municipios

Comercios deben apegarse a las medidas del semáforo amarillo: ASEET

El lunes Chiapas regresa a color amarillo en semáforo epidemiológico por Covid-19

frontpage

Usuarios de Telmex piden se reactive el cajero automático

Denunciaron que para realizar pagos tienen que acudir a tiendas y genera más gastos

Municipios

Registran robos constantes en panteón de Tapachula

Alrededor de 4 denuncias han presentado ante las autoridades por los robos que se han realizado

Municipios

Registran robos constantes en panteón de Tapachula

Alrededor de 4 denuncias han presentado ante las autoridades por los robos que se han realizado

frontpage

Usuarios de Telmex piden se reactive el cajero automático

Denunciaron que para realizar pagos tienen que acudir a tiendas y genera más gastos

Local

Debemos colaborar con personal médico en combate a Covid: Bonifaz

El diputado federal de Chiapas, Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, hizo un llamado a la sociedad a ayudar a los trabajadores se la salud a hacer frente a la pandemia

Municipios

Comercios deben apegarse a las medidas del semáforo amarillo: ASEET

El lunes Chiapas regresa a color amarillo en semáforo epidemiológico por Covid-19

Sociedad

Mueren 6 mil 740 por coronavirus en una semana

El director de Promoción de la Salud indicó que la letalidad del virus también creció en nuestro país

Sociedad

Alerta por interés del crimen organizado ante vacuna Covid

El plan del Presidente de distribuir las vacunas a los lugares más apartados como programas sociales es un dilema de seguridad