/ lunes 11 de noviembre de 2019

El Presidente Sol

El tema del momento es la caída del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien, a pesar de haber “tirado la toalla”, sigue siendo oficialmente el presidente de su nación que está sumida en una crisis social por una oleada de protestas.


Este lunes, escuchábamos una de las tantas opiniones que se han vertido respecto a lo que ha sucedido y sigue sucediendo en Bolivia, tras el anuncio del presidente de origen indígena, quien dijo que dejaba el cargo para dar paso a la paz.

Daniel Zovatto, un analista internacional, explicó al noticiario del periodista Joaquín López Dóriga, su punto de vista por la caída de uno de los presidentes de América Latina que llegó al poder con tremenda popularidad.

Expresó una frase que es digna de tomar en consideración y, ocurre cuando toda la política de un país se centra en una sola persona, es decir, en el titular del Poder Ejecutivo: el Presidente Sol…


DE LA POPULARIDAD A LA DEBACLE

Evo Morales llegó al cargo con gran popularidad y así se mantuvo, hasta que en este 2019 intentó reelegirse para otros cinco años y se le vino “el mundo encima”.

Catorce años de estar en el poder lo hicieron popular, principalmente entre las clases más pobres, pues los números muestran que logró avances importantes en el tema de la pobreza y la desigualdad. Eso no está a discusión.

El problema que generó las oleadas de protestas y la condena internacional fue que Evo Morales realizó una serie de maniobras legaloides, incluso la caída del sistema de conteo preliminar electoral, para dar paso a su siguiente mandato, evitando una segunda vuelta.

La “novela” terminó este domingo, cuando presionado por las incesantes protestas, pero sobre todo por la “sugerencia” de las Fuerzas Armadas, decidió dejar el cargo.

Entonces vino la versión de un Golpe de Estado, la otra cara de lo que provoca el “estiramiento” del poder centrado en una sola persona, en este caso, en Evo Morales. Presidente Sol…


¿GOLPE DE ESTADO?

Para muchos analistas y gobiernos de varios países de la región, la renuncia de Evo Morales, quien constitucionalmente sigue siendo presidente de Bolivia, hasta que el Congreso designe a un sucesor, fue un Golpe de Estado.

Aunque los militares que le hicieron la petición de dejar el cargo para que se “calmaran las aguas” no salieron a tomar el control de las calles y ciudades de Bolivia, el solo hecho de lanzar la sugerencia, ya es un Golpe de Estado.

Sin perder de vista que Evo Morales, quien surgió como un líder de los productores de hoja de coca, base para elaborar la cocaína, torció varias veces la ley para mantenerse en el poder, el Golpe de Estado es real y no puede aplaudirse.

No podemos estar de acuerdo y echar confeti, como lo han querido hacer algunos panistas mexicanos, porque se trata de un atentado contra la democracia.

Evo Morales, a pesar de que, insistimos, no es una “palomita blanca” y cayó en el error de muchos mandatarios de América Latina, es decir, intentar perpetuarse en el poder, constitucionalmente sigue siendo Presidente de su nación.

Su caída, aunque rechazamos su idea reeleccionista basada en la soberbia y a costa de lo que sea, puede generar un mal precedente para la región. Presidente Sol..


MÉXICO RECIBE A EVO

Fue el canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón, quien confirmó que el gobierno mexicano invitó al caído presidente de Bolivia, Evo Morales, para acogerse en territorio azteca.

Las opiniones, como era de esperarse, se dividen. Los seguidores del gobierno mexicano, particularmente de Andrés Manuel López Obrador, respaldan la invitación que atiende a una tradición en materia de relaciones exteriores. La oposición, particularmente los panistas, rechazan esta invitación y le dicen que no es bienvenido.

Este lunes por la tarde, el mismo titular de Relaciones Exteriores, informó que sí, que Evo Morales aceptó recibir asilo político en México.

Un avión de las fuerzas armadas mexicanas podría hacer el traslado desde Cochabamba.

Veremos cuál es la consecuencia de que se invite y reciba un mandatario que pudo salir en hombros, pero le ganó la soberbia y solo será recordado como un Presidente Sol…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

El tema del momento es la caída del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien, a pesar de haber “tirado la toalla”, sigue siendo oficialmente el presidente de su nación que está sumida en una crisis social por una oleada de protestas.


Este lunes, escuchábamos una de las tantas opiniones que se han vertido respecto a lo que ha sucedido y sigue sucediendo en Bolivia, tras el anuncio del presidente de origen indígena, quien dijo que dejaba el cargo para dar paso a la paz.

Daniel Zovatto, un analista internacional, explicó al noticiario del periodista Joaquín López Dóriga, su punto de vista por la caída de uno de los presidentes de América Latina que llegó al poder con tremenda popularidad.

Expresó una frase que es digna de tomar en consideración y, ocurre cuando toda la política de un país se centra en una sola persona, es decir, en el titular del Poder Ejecutivo: el Presidente Sol…


DE LA POPULARIDAD A LA DEBACLE

Evo Morales llegó al cargo con gran popularidad y así se mantuvo, hasta que en este 2019 intentó reelegirse para otros cinco años y se le vino “el mundo encima”.

Catorce años de estar en el poder lo hicieron popular, principalmente entre las clases más pobres, pues los números muestran que logró avances importantes en el tema de la pobreza y la desigualdad. Eso no está a discusión.

El problema que generó las oleadas de protestas y la condena internacional fue que Evo Morales realizó una serie de maniobras legaloides, incluso la caída del sistema de conteo preliminar electoral, para dar paso a su siguiente mandato, evitando una segunda vuelta.

La “novela” terminó este domingo, cuando presionado por las incesantes protestas, pero sobre todo por la “sugerencia” de las Fuerzas Armadas, decidió dejar el cargo.

Entonces vino la versión de un Golpe de Estado, la otra cara de lo que provoca el “estiramiento” del poder centrado en una sola persona, en este caso, en Evo Morales. Presidente Sol…


¿GOLPE DE ESTADO?

Para muchos analistas y gobiernos de varios países de la región, la renuncia de Evo Morales, quien constitucionalmente sigue siendo presidente de Bolivia, hasta que el Congreso designe a un sucesor, fue un Golpe de Estado.

Aunque los militares que le hicieron la petición de dejar el cargo para que se “calmaran las aguas” no salieron a tomar el control de las calles y ciudades de Bolivia, el solo hecho de lanzar la sugerencia, ya es un Golpe de Estado.

Sin perder de vista que Evo Morales, quien surgió como un líder de los productores de hoja de coca, base para elaborar la cocaína, torció varias veces la ley para mantenerse en el poder, el Golpe de Estado es real y no puede aplaudirse.

No podemos estar de acuerdo y echar confeti, como lo han querido hacer algunos panistas mexicanos, porque se trata de un atentado contra la democracia.

Evo Morales, a pesar de que, insistimos, no es una “palomita blanca” y cayó en el error de muchos mandatarios de América Latina, es decir, intentar perpetuarse en el poder, constitucionalmente sigue siendo Presidente de su nación.

Su caída, aunque rechazamos su idea reeleccionista basada en la soberbia y a costa de lo que sea, puede generar un mal precedente para la región. Presidente Sol..


MÉXICO RECIBE A EVO

Fue el canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón, quien confirmó que el gobierno mexicano invitó al caído presidente de Bolivia, Evo Morales, para acogerse en territorio azteca.

Las opiniones, como era de esperarse, se dividen. Los seguidores del gobierno mexicano, particularmente de Andrés Manuel López Obrador, respaldan la invitación que atiende a una tradición en materia de relaciones exteriores. La oposición, particularmente los panistas, rechazan esta invitación y le dicen que no es bienvenido.

Este lunes por la tarde, el mismo titular de Relaciones Exteriores, informó que sí, que Evo Morales aceptó recibir asilo político en México.

Un avión de las fuerzas armadas mexicanas podría hacer el traslado desde Cochabamba.

Veremos cuál es la consecuencia de que se invite y reciba un mandatario que pudo salir en hombros, pero le ganó la soberbia y solo será recordado como un Presidente Sol…


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG

jueves 12 de diciembre de 2019

Pintados en la pared

miércoles 11 de diciembre de 2019

Brito, con luz propia

martes 10 de diciembre de 2019

Contentos

lunes 09 de diciembre de 2019

No hay casualidades

domingo 08 de diciembre de 2019

Rutilio, austero

jueves 05 de diciembre de 2019

Estado de derecho

miércoles 04 de diciembre de 2019

Paciencia

martes 03 de diciembre de 2019

De puertas abiertas

lunes 02 de diciembre de 2019

La mañanera

domingo 01 de diciembre de 2019

Le creen a AMLO

Cargar Más