/ martes 7 de mayo de 2019

Estirados

“No llegamos al cargo para ser florero y tampoco somos monedita de oro…”, fue la contestación que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a quienes marcharon el domingo en la Ciudad de México, unos 15 mil, según datos de las autoridades capitalinas de seguridad.


Cuando muchos esperaban “mole” en la conferencia mañanera, el tabasqueño fue cauto en su primera contestación, aunque ya luego repartió “leña” entre los que gobernaron en el período neoliberal.

Los respeto mucho, expresó a los hombres y mujeres que participaron en la movilización que fue llamada “Marcha del silencio”, replicada en otra decena de ciudades.

López Obrador, cuya popularidad habría sufrido una merma de diez por ciento, según algunos sondeos de opinión, recordó que el primero de julio no hubo un cambio de gobierno sino un cambio de régimen.

El tabasqueño -él mismo lo ha dicho- es terco, y pretende continuar con la política de “primero los pobres”, quizá la estrategia que más duele a cierta clase social acomodada que estaba acostumbrada a que la maquinaria pública caminara de otra forma.

Ese “elefante reumático” al que el Presidente se ha referido en varias ocasiones, permitía muchos negocios y ostentosidades que ahora, al menos en la teoría, se irán terminando poco a poco.

Los programas sociales, aunque sabemos que siempre tienen un interés político, quiérase o no, porque “a quién le dan pan que llore”, van dirigidos a los sectores sociales más desprotegidos: adultos mayores, madres que trabajan, jóvenes sin empleo, campesinos, entre otros.

Aunque AMLO gobierna para todos, quienes realmente le importan son los que creyeron en su proyecto y se empeñará en cumplir lo que ofreció en campaña: viajar en avión público, no vivir en Los Pinos y combatir la corrupción.

En su mañanera, cuyos niveles de audiencia también han bajado en la red social Facebook, posiblemente por el momento y porque suele ser repetitivo en los temas, expresó que en los sexenios neoliberales “se pasaron”.

Dijo que cuando gobernó Felipe Calderón había tanto dinero por el alto precio del dólar, que se engordó la nómina y se crearon direcciones generales adjuntas.

Bueno, expresó con ironía, se hacían hasta cirugías plásticas con cargo al erario. Estirados…


¿LUCHA POR LA TIERRA?

El síndico de Aldama, Ignacio Pérez Girón, fue encontrado sin vida por pobladores de Zinacantán, quienes se dirigían a sus parcelas. Había desaparecido desde el pasado 2 de mayo.

Dicen que el funcionario, esposo de Verónica Ruiz Pérez, presidenta municipal, era quien realmente llevaba las riendas del poder y quizá por esa razón fueron por él.

Apenas el 25 de abril la Secretaría General de Gobierno había dado seguimiento a las viejas diferencias entre este municipio y Chenalhó, por unas 60 hectáreas de tierra. Aunque no podemos adelantar vísperas, pues la Fiscalía ya investiga, ahí podría estar un motivo del deceso: la lucha por la tierra.


NO SIRVE DE NADA EL DIVISIONISMO

Con su largo colmillo en la política, el diputado Emilio Salazar Farías, advirtió que “la unidad da muchos frutos, la división mata todo anhelo y esperanza de un mejor país…”

Se refirió así, sin expresarlo abiertamente, a la manifestación que hubo el domingo en la capital del país y otras ciudades.

“… todos tenemos derecho a la manifestación, más allá del tema, motivo o razón, y es interesante ver que determinados sectores estén acudiendo a la marcha para dar a conocer su descontento…”, indicó el también exitoso empresario.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG


DESTACADO

López Obrador, cuya popularidad habría sufrido una merma de diez por ciento, según algunos sondeos de opinión, recordó que el primero de julio no hubo un cambio de gobierno sino un cambio de régimen

“No llegamos al cargo para ser florero y tampoco somos monedita de oro…”, fue la contestación que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a quienes marcharon el domingo en la Ciudad de México, unos 15 mil, según datos de las autoridades capitalinas de seguridad.


Cuando muchos esperaban “mole” en la conferencia mañanera, el tabasqueño fue cauto en su primera contestación, aunque ya luego repartió “leña” entre los que gobernaron en el período neoliberal.

Los respeto mucho, expresó a los hombres y mujeres que participaron en la movilización que fue llamada “Marcha del silencio”, replicada en otra decena de ciudades.

López Obrador, cuya popularidad habría sufrido una merma de diez por ciento, según algunos sondeos de opinión, recordó que el primero de julio no hubo un cambio de gobierno sino un cambio de régimen.

El tabasqueño -él mismo lo ha dicho- es terco, y pretende continuar con la política de “primero los pobres”, quizá la estrategia que más duele a cierta clase social acomodada que estaba acostumbrada a que la maquinaria pública caminara de otra forma.

Ese “elefante reumático” al que el Presidente se ha referido en varias ocasiones, permitía muchos negocios y ostentosidades que ahora, al menos en la teoría, se irán terminando poco a poco.

Los programas sociales, aunque sabemos que siempre tienen un interés político, quiérase o no, porque “a quién le dan pan que llore”, van dirigidos a los sectores sociales más desprotegidos: adultos mayores, madres que trabajan, jóvenes sin empleo, campesinos, entre otros.

Aunque AMLO gobierna para todos, quienes realmente le importan son los que creyeron en su proyecto y se empeñará en cumplir lo que ofreció en campaña: viajar en avión público, no vivir en Los Pinos y combatir la corrupción.

En su mañanera, cuyos niveles de audiencia también han bajado en la red social Facebook, posiblemente por el momento y porque suele ser repetitivo en los temas, expresó que en los sexenios neoliberales “se pasaron”.

Dijo que cuando gobernó Felipe Calderón había tanto dinero por el alto precio del dólar, que se engordó la nómina y se crearon direcciones generales adjuntas.

Bueno, expresó con ironía, se hacían hasta cirugías plásticas con cargo al erario. Estirados…


¿LUCHA POR LA TIERRA?

El síndico de Aldama, Ignacio Pérez Girón, fue encontrado sin vida por pobladores de Zinacantán, quienes se dirigían a sus parcelas. Había desaparecido desde el pasado 2 de mayo.

Dicen que el funcionario, esposo de Verónica Ruiz Pérez, presidenta municipal, era quien realmente llevaba las riendas del poder y quizá por esa razón fueron por él.

Apenas el 25 de abril la Secretaría General de Gobierno había dado seguimiento a las viejas diferencias entre este municipio y Chenalhó, por unas 60 hectáreas de tierra. Aunque no podemos adelantar vísperas, pues la Fiscalía ya investiga, ahí podría estar un motivo del deceso: la lucha por la tierra.


NO SIRVE DE NADA EL DIVISIONISMO

Con su largo colmillo en la política, el diputado Emilio Salazar Farías, advirtió que “la unidad da muchos frutos, la división mata todo anhelo y esperanza de un mejor país…”

Se refirió así, sin expresarlo abiertamente, a la manifestación que hubo el domingo en la capital del país y otras ciudades.

“… todos tenemos derecho a la manifestación, más allá del tema, motivo o razón, y es interesante ver que determinados sectores estén acudiendo a la marcha para dar a conocer su descontento…”, indicó el también exitoso empresario.


www.ensaladadegrillos.com

Facebook: @EnsaladadeG

Twitter: @EnsaladadeG


DESTACADO

López Obrador, cuya popularidad habría sufrido una merma de diez por ciento, según algunos sondeos de opinión, recordó que el primero de julio no hubo un cambio de gobierno sino un cambio de régimen

jueves 21 de noviembre de 2019

No cuidemos los centavos

miércoles 20 de noviembre de 2019

Transformación

lunes 18 de noviembre de 2019

La forma es fondo

jueves 14 de noviembre de 2019

Empalagoso

miércoles 13 de noviembre de 2019

Fruta podrida

martes 12 de noviembre de 2019

Llega el invitado

lunes 11 de noviembre de 2019

El Presidente Sol

domingo 10 de noviembre de 2019

Morena no cuaja

jueves 07 de noviembre de 2019

No es para presumir

miércoles 06 de noviembre de 2019

¿Adversarios?

Cargar Más