/ domingo 14 de abril de 2019

Se reencuentra con su familia; llevaba 6 meses desaparecido

Mezcalapa.- Las esperanzas de una madre no se apagaban, a pesar de que familiares y conocidos del municipio de Acala le decían que ya diera por muerto a su hijo, sin embargo el presentimiento de mamá le dio la razón, reencontrándose con su sangre seis meses después de su desaparición.

María de Jesús Bravo estuvo durante casi seis meses divagando entre la gente de Acala, solicitando información referente a su hijo, acudió con autoridades para reportar su desaparición, sin tener respuesta.

Cada mañana se levantaba con la esperanza de que fuera el día de reencontrar a su hijo, las lágrimas eran una constante cada noche que seguía sin tener noticias de su ser querido, y aún con todo lo que implicaba no saber nada de él, la fe y su corazonada decía que su hijo aún andaba en algún lugar perdido, vivo.

Este fin de semana, María recibió una llamada que provenía de las autoridades de seguridad de Acala, donde le informaban que policías de Mezcalapa habían encontrado a un joven con las características de su hijo, fue entonces que la emoción no pudo esconderla, tomando el primer transporte para viajar hasta este municipio.



Pedro Vicente Flores Bravo fue encontrado por agentes de seguridad municipal, quienes procedieron a darle resguardo e iniciar con la investigación para dar con los familiares, y fue así como pudieron contactar a la mamá del joven.

María llegó a la comandancia de esta localidad y al ver a su hijo sano y salvo corrió a sus brazos, el llanto de felicidad no se hizo esperar, pues a seis meses de su desaparición volvieron a encontrarse, para de allí regresar a su lugar de origen.

El joven, de acuerdo a reportes de las autoridades, aparentemente tiene problemas en sus facultades mentales, aunque sí reconoció a su mamá y mostró emoción al reencontrarse con ella, en una acción que las mismas autoridades reportaron como emotiva, en espera de que las personas desaparecidas del país puedan regresar a su hogar de allí que piden la colaboración ciudadana para que siga reportando a personas que anden deambulando pues su familia los podría estar buscando.

Mezcalapa.- Las esperanzas de una madre no se apagaban, a pesar de que familiares y conocidos del municipio de Acala le decían que ya diera por muerto a su hijo, sin embargo el presentimiento de mamá le dio la razón, reencontrándose con su sangre seis meses después de su desaparición.

María de Jesús Bravo estuvo durante casi seis meses divagando entre la gente de Acala, solicitando información referente a su hijo, acudió con autoridades para reportar su desaparición, sin tener respuesta.

Cada mañana se levantaba con la esperanza de que fuera el día de reencontrar a su hijo, las lágrimas eran una constante cada noche que seguía sin tener noticias de su ser querido, y aún con todo lo que implicaba no saber nada de él, la fe y su corazonada decía que su hijo aún andaba en algún lugar perdido, vivo.

Este fin de semana, María recibió una llamada que provenía de las autoridades de seguridad de Acala, donde le informaban que policías de Mezcalapa habían encontrado a un joven con las características de su hijo, fue entonces que la emoción no pudo esconderla, tomando el primer transporte para viajar hasta este municipio.



Pedro Vicente Flores Bravo fue encontrado por agentes de seguridad municipal, quienes procedieron a darle resguardo e iniciar con la investigación para dar con los familiares, y fue así como pudieron contactar a la mamá del joven.

María llegó a la comandancia de esta localidad y al ver a su hijo sano y salvo corrió a sus brazos, el llanto de felicidad no se hizo esperar, pues a seis meses de su desaparición volvieron a encontrarse, para de allí regresar a su lugar de origen.

El joven, de acuerdo a reportes de las autoridades, aparentemente tiene problemas en sus facultades mentales, aunque sí reconoció a su mamá y mostró emoción al reencontrarse con ella, en una acción que las mismas autoridades reportaron como emotiva, en espera de que las personas desaparecidas del país puedan regresar a su hogar de allí que piden la colaboración ciudadana para que siga reportando a personas que anden deambulando pues su familia los podría estar buscando.