/ lunes 22 de abril de 2024

Crisis en Chiapas: Incendios y calidad del aire inquietan a expertos

La crisis ambiental en Chiapas ha alcanzado proporciones preocupantes, extendiéndose desde la sierra hasta la zona marina y afectando humedales y planicies

La crisis ambiental en Chiapas se extiende desde la sierra hasta la zona marina, abarcando humedales y planicies. Los principales detonadores incluyen deforestación, erosión, incendios forestales, introducción de contaminantes y especies exóticas, uso del agua y expansión de fronteras agropecuarias. A pesar de modificaciones a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, que buscan prohibir cambios de uso de suelo en zonas incendiadas por al menos 20 años, investigadores han descubierto que los suelos pueden tardar hasta 80 años en recuperarse de un incendio.

La deforestación avanza hacia la parte alta de la Sierra Madre, afectando las últimas reservas de vegetación natural y zonas de captación de agua. Los incendios forestales son recurrentes en la zona costera, con más de 4 mil registrados entre enero y abril de este año, afectando áreas protegidas como La Sepultura, La Encrucijada, La Concordia y Cañón del Sumidero. En 2021, Chiapas cerró con 278 incendios forestales que afectaron 47 mil hectáreas, el 34% de ellas en áreas protegidas.

Las causas de los incendios van desde actividades ilícitas hasta agrícolas, fogatas, fumadores, quema de basureros y actividades pecuarias. La producción de maíz en regiones como La Frailesca y Villa Corzo coincide con áreas más afectadas por incendios derivados de la agricultura. A pesar de la problemática, el presupuesto destinado a programas de manejo de incendios y a instituciones ambientales ha sufrido recortes significativos en los últimos años, lo que agrava la situación ambiental en la región.

Incendios afectan la atmósfera

Emmanuel Díaz Nigenda, profesor e investigador en Gestión de Riesgos y Cambio Climático, menciona que actualmente Chiapas está en temporada de sequía o estiaje, por lo que han comenzado a notar que el humo generado a partir de quemas e incendios forestales y por cuestiones atmosféricas y meteorológicas lo que causa gran afectación a la calidad del aire en la ciudad.

Señala que lo que detona la situación es la falta de limpieza en terrenos baldíos, lo que en un descuido les tiran un cerillo provocando la quema, de igual manera resalta que en Tuxtla Gutiérrez, existen predios muy grandes y buscan limpiar con fuego y “éstos incendios afectan la calidad de aire, pero también tenemos, los terrenos agrícolas y por las malas prácticas se quema todo el material que se tiene que remover, desencadenando incendios forestales, que año con año se arrasan grandes extensiones de tierra y vegetación”.


Afectaciones a grupos de población vulnerable


Existen dos grupos que pueden ser la población infantil y adultos mayores, además de personas que tengan enfermedades crónicas respiratorias, como los asmáticos; “cuando están expuestos a altas concentraciones de contaminantes atmosféricos, pues tienen agravamiento, problemas respiratorios”.

Mayores índices de mala calidad del aire


Los registros más recientes y con mayor índice de mala calidad en el aire, asegura el investigador que fueron durante Semana Santa, cuando se sobrepasó el índice permitido y la Secretaría de Medio Ambiente también reportó la afectación, como el máximo permisible por la normatividad ambiental. “Incluso se están reportando, hasta 180 m3, que al final de cuentas representa está sobrepasando la norma, hasta 4 veces”, abundó.


Zonas específicas afectadas por el humo


De acuerdo con la información proporcionada por el investigador Díaz Nigenda, no se tiene un área específica afectada por el humo, sino más bien es generalizada, es decir las condiciones atmosféricas saturan de humo todo el valle de Tuxtla Gutiérrez y el problema abarca tanto las zonas Centro, Norte y Sur.

“Lo que estamos pensando a partir de un proyecto que estamos haciendo, es que a lo mejor las concentraciones sean más altas en la parte Norte de la ciudad, por que tienen la entrada de corrientes de aire, que proviene de la zona de San Fernando, donde existen otros contaminantes de otras quemas que se originan en la región, pero aún estamos estudiando este fenómeno”, reiteró Nigenda.

Asegura que la lucha es constante y se han hecho reforestaciones para combatir los gases de efecto invernadero, las cuales están asociadas al cambio climático, teniendo en cuenta que el fuego no es la solución para limpiar los predios

Medidas preventivas para no contaminación

Una de las maneras para ayudar como ciudadanos a combatir la contaminación es disminuir el uso del vehículo, lo que en Tuxtla Gutiérrez se ha incrementado, lo que de acuerdo al investigador eso requiere vehículos colectivos de calidad y seguros

Otra alternativa podría ser el uso de bicicletas, aunque también se necesita concientizar a las personas para tener educación vial para su uso y el respeto al peatón.

Señala que sin duda la principal acción para prevenir estos incendios es evitar las quemas, sobre todo en colonias o municipios que tienen la mala práctica de quemar basura, ya que eso se adiciona a la quema de incendios forestales.

Finalmente dijo que éstas quemas que se vienen gestando año con año, a futuro puede perjudicar, ya que pese a la información que han emitido las autoridades, las personas no han tomado conciencia, y las malas prácticas son cada vez más.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

La crisis ambiental en Chiapas se extiende desde la sierra hasta la zona marina, abarcando humedales y planicies. Los principales detonadores incluyen deforestación, erosión, incendios forestales, introducción de contaminantes y especies exóticas, uso del agua y expansión de fronteras agropecuarias. A pesar de modificaciones a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, que buscan prohibir cambios de uso de suelo en zonas incendiadas por al menos 20 años, investigadores han descubierto que los suelos pueden tardar hasta 80 años en recuperarse de un incendio.

La deforestación avanza hacia la parte alta de la Sierra Madre, afectando las últimas reservas de vegetación natural y zonas de captación de agua. Los incendios forestales son recurrentes en la zona costera, con más de 4 mil registrados entre enero y abril de este año, afectando áreas protegidas como La Sepultura, La Encrucijada, La Concordia y Cañón del Sumidero. En 2021, Chiapas cerró con 278 incendios forestales que afectaron 47 mil hectáreas, el 34% de ellas en áreas protegidas.

Las causas de los incendios van desde actividades ilícitas hasta agrícolas, fogatas, fumadores, quema de basureros y actividades pecuarias. La producción de maíz en regiones como La Frailesca y Villa Corzo coincide con áreas más afectadas por incendios derivados de la agricultura. A pesar de la problemática, el presupuesto destinado a programas de manejo de incendios y a instituciones ambientales ha sufrido recortes significativos en los últimos años, lo que agrava la situación ambiental en la región.

Incendios afectan la atmósfera

Emmanuel Díaz Nigenda, profesor e investigador en Gestión de Riesgos y Cambio Climático, menciona que actualmente Chiapas está en temporada de sequía o estiaje, por lo que han comenzado a notar que el humo generado a partir de quemas e incendios forestales y por cuestiones atmosféricas y meteorológicas lo que causa gran afectación a la calidad del aire en la ciudad.

Señala que lo que detona la situación es la falta de limpieza en terrenos baldíos, lo que en un descuido les tiran un cerillo provocando la quema, de igual manera resalta que en Tuxtla Gutiérrez, existen predios muy grandes y buscan limpiar con fuego y “éstos incendios afectan la calidad de aire, pero también tenemos, los terrenos agrícolas y por las malas prácticas se quema todo el material que se tiene que remover, desencadenando incendios forestales, que año con año se arrasan grandes extensiones de tierra y vegetación”.


Afectaciones a grupos de población vulnerable


Existen dos grupos que pueden ser la población infantil y adultos mayores, además de personas que tengan enfermedades crónicas respiratorias, como los asmáticos; “cuando están expuestos a altas concentraciones de contaminantes atmosféricos, pues tienen agravamiento, problemas respiratorios”.

Mayores índices de mala calidad del aire


Los registros más recientes y con mayor índice de mala calidad en el aire, asegura el investigador que fueron durante Semana Santa, cuando se sobrepasó el índice permitido y la Secretaría de Medio Ambiente también reportó la afectación, como el máximo permisible por la normatividad ambiental. “Incluso se están reportando, hasta 180 m3, que al final de cuentas representa está sobrepasando la norma, hasta 4 veces”, abundó.


Zonas específicas afectadas por el humo


De acuerdo con la información proporcionada por el investigador Díaz Nigenda, no se tiene un área específica afectada por el humo, sino más bien es generalizada, es decir las condiciones atmosféricas saturan de humo todo el valle de Tuxtla Gutiérrez y el problema abarca tanto las zonas Centro, Norte y Sur.

“Lo que estamos pensando a partir de un proyecto que estamos haciendo, es que a lo mejor las concentraciones sean más altas en la parte Norte de la ciudad, por que tienen la entrada de corrientes de aire, que proviene de la zona de San Fernando, donde existen otros contaminantes de otras quemas que se originan en la región, pero aún estamos estudiando este fenómeno”, reiteró Nigenda.

Asegura que la lucha es constante y se han hecho reforestaciones para combatir los gases de efecto invernadero, las cuales están asociadas al cambio climático, teniendo en cuenta que el fuego no es la solución para limpiar los predios

Medidas preventivas para no contaminación

Una de las maneras para ayudar como ciudadanos a combatir la contaminación es disminuir el uso del vehículo, lo que en Tuxtla Gutiérrez se ha incrementado, lo que de acuerdo al investigador eso requiere vehículos colectivos de calidad y seguros

Otra alternativa podría ser el uso de bicicletas, aunque también se necesita concientizar a las personas para tener educación vial para su uso y el respeto al peatón.

Señala que sin duda la principal acción para prevenir estos incendios es evitar las quemas, sobre todo en colonias o municipios que tienen la mala práctica de quemar basura, ya que eso se adiciona a la quema de incendios forestales.

Finalmente dijo que éstas quemas que se vienen gestando año con año, a futuro puede perjudicar, ya que pese a la información que han emitido las autoridades, las personas no han tomado conciencia, y las malas prácticas son cada vez más.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

Local

Para las autoridades no existen; colonias de Tuxtla inmersas en pobreza extrema

En Tuxtla Gutiérrez existen 69 colonias inmersas en la pobreza extrema, sin regularización de la tenencia de la tierra, sin agua potable, servicio de drenaje, electricidad, calles y mucho menos, acceso a la seguridad pública

Policiaca

¡Impactante! 28 transfeminicidios en 2024: la comunidad LGTB+ enfrenta serios riesgos

La ausencia de leyes y políticas públicas limitan el trabajo como activistas y defensoras de los derechos humanos

Local

Camión adaptado para reparar todo tipo de electrodomésticos ¡Calidad y servicio en Tuxtla!

La demanda de sus servicios ha crecido un 70%, especialmente los servicios a domicilio

Policiaca

Pobladores de la Sierra de Chiapas quedan varados entre las balas

Las autoridades no se han pronunciado sobre lo sucedido, por lo que las organizaciones civiles han exigido que los órdenes de gobierno informen sobre las acciones

Local

¡Chiapas lidera el sureste! Mayor número de usuarios de prevención combinada contra el VIH

Chiapas ha implementado la prevención combinada del VIH, que incluye el acceso gratuito al PrEP y a la profilaxis posterior a la exposición (PEP)

Local

Disminuye el INIFECH rezago de infraestructura educativa en Chiapas

Alrededor de 7 mil 700 espacios de mil 876 planteles que se localizan en 122 municipios de Chiapas, recibieron en los últimos seis años el apoyo para mejorar las condiciones de los edificios educativos