/ lunes 6 de mayo de 2024

Biodiversidad de Chiapas afectada por más de 300 especies invasoras

La presencia de más de 300 especies invasoras, tanto plantas como animales, ha sido documentada en Chiapas, según estudios realizados por investigadores locales

En Chiapas se han documentado más de 300 especies invasoras, entre plantas y animales, de acuerdo a estudios realizados por investigadores locales, de ese universo existen por lo menos 13 especies de peces invasores, de los cuales cuatro están en la lista de las más dañinos. Para ello el investigador Ernesto Velázquez Velázquez, responsable del Museo de Zoología de la UNICACH, quien ha estudiado por más de 20 años el caso comenta la problemática que existe.

Dijo que estas especies exóticas invasoras, son un problema que no solo está presente en Chiapas, si no a nivel mundial, donde la propia Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCN), la ha estipulado como una de las causas que pone en riesgo la diversidad biológica, poniéndolo en 2do lugar a nivel mundial.

¿Por qué representa un problema?

Para definir el problema hay que destacar que una especie exótica es aquella que viene de otro lugar y se establece fuera de su ambiente natural, normalmente importada de otros países, pero éstas pueden causar daño o no, a las especies nativas.

“Un ejemplo de una especie exótica es la almendra. La almendra las pones en las casas, o el tamarindo, que esta desde hace muchos años, pero están en ambientes controlados, la pones en tu casa, pero no causan daños si se liberan porque no invaden al medio silvestre (…) sin embargo, hay otras que se vuelven exóticas invasoras, cuando son capaces de adaptarse y reproducirse en el medio cuando ellas no, ocurre”, cita Velázquez Velázquez.

Otro ejemplo son los peces invasores que hay a nivel mundial y que se encuentran en México, como el Pez Diablo, que se encuentra en ambientes acuícolas y dulce acuícolas; o el Pez León, especie marina que ha estado invadiendo los ecosistemas de arrecifes en la Península de Yucatán y en el Caribe mexicano. Es por eso que se le llaman especies invasoras exóticas, ya que son capaces de modificar el ambiente donde llegan y causar daño a especies nativas, desplazándolos, o incluso daños al ecosistema.

Especies invasoras acuíferas en Chiapas

De acuerdo al investigador de estas especies que están en México y que han llegado a Chiapas son cuatro: La tilapia, la carpa, el pez diablo y lobina.

La tilapia llegó a México en la década de los 60’s o 70’s, fue introducida por el gobierno federal y estatal, a través de los programas de acuacultura rural, con el objetivo de darle de comer proteínas baratas a las comunidades rurales, donde se asentaron tanto la tilapia como la carpa.

“Fueron distribuidas estratégicamente en todo el país. En Chiapas, tuvieron alrededor de 10 centros de producción de mojarra tilapia y carpa, en San Cristóbal, en Ixtapa, Tapachula, presa Malpaso e inclusive en la propia Selva Lacandona”, mencionó el investigador.

Afirmó que desafortunadamente no se previó el impacto que éstas especies podían causar, lo que produjo un problema a los ecosistemas acuáticos del estado, ya que se distribuyeron las crías de estas dos especies en lagos, ríos y humedales, sin considerar el impacto ambiental.

“Hoy las tilapias y carpas, prácticamente están en todos ambientes de agua dulce, ustedes se asoman al río Sabinal y lo primero que van a ver es una tilapia, mientras que en el río Grijalva o la presa La Angostura van a encontrar carpas muy grandes”, aseveró Velázquez Velázquez.

Cabe destacar, que éstos peces ya son considerados parte de la dieta de los chiapanecos, siendo muy vendidos en los mercados. Muchos piensan que son nativos de nuestros ríos, pero es todo lo contrario.

Ernesto Velázquez explicó que a la mojarra y a la carpa de cierta forma se les ha sacado beneficios; “tienen mucha carne de buena calidad, tienen mucha proteína, de alguna forma podemos regular su población, extrayendo grandes cantidades para el consumo humano, generando grandes ingresos a las poblaciones locales”, explicó

Dijo que el impacto ambiental que puede causar la tilapia, es que se come los huevecillos de peces nativos, aunque esto depende de la especie de la tilapia. En Chiapas hay tres especies de mojarra tilapia, unas son herbívoras, y las del género oreochromis que comen larvas de peces y los huevecillos, transmitiendo además parásitos a peces nativos.

“Lo impactos de la tilapia son cuantificable, ya que son de las especies que se introdujeron a Chiapas y a México y ahora ocupan casi todos los ambientes de agua dulce, y costeros, porque son capaces de sobrevivir hasta en las aguas salobres o intercosteros”, especificó el investigador.

Dijo que las carpas, dañan especies nativas, pero pese a su gran tamaño y de su músculo, tiene muchas espinas como el macabil de río, por lo que no es tan comestible, siendo uno de los lugares donde es más captura la presa Ña Angostura.

Lobinas

Esta especie es de cuerpo comprimido, aunque es de talla grande, habita en aguas dulces, además es una especie carnívora, que una vez detectando su presa, utiliza el sentido de la vista para distinguir si lo que tiene enfrenta es comestible o no, por lo que se puede alimentar de muchos peces nativos y endémicos de Chiapas.

Su voracidad disminuye el numero poblacional de peces, además de introducir parásitos, tal es el caso de la carpa, que introdujo a la denominada solitaria, que se ha detectado en mas de 100 especies nativas del país, atacando a peces jóvenes y crías, que no tienen mecanismos de defensa, mermando su población y poniendo aún más a en riesgo a las especies nativas.

Este pez se alimenta de peces y anfibios pequeños, cualquier organismo que se mueve en el agua, ya sean crustáceos, entre otros. El principal problema radica en el valle de San Cristóbal, justo donde se encuentra una especie nativa de Chiapas como es el Popoyote.

Actualmente donde antes se podía notar la presencia del Popoyote, casi ya no existe pues ha sido invadido por la lobina, desplazándolo y poniéndolo en peligro de extinción, por lo que investigadores, acusan a la lobina del daño causado.

Pez Diablo


Este pez es considerado como el más peligroso, en comparación con la carpa y la tilapia que son parte de la dieta de los chiapanecos, además el solo el 30 por ciento del Pez Diablo es carne, el resto de su cuerpo, el resto es coraza, por lo que no es benéfico en ningún sentido, su única alternativa sería convertirlo en harina, en su mayoría lo usan para la producción pellet, que funciona como alimentos para gatos, mascotas e inclusive peces.

“El pez diablo causa efectos sobre la biodiversidad nativas, pero es capaz de causar daños, a la economía de los pescadores, sobre la salud y modificación del medio ambiente”, dijo el investigador.

Por su capacidad, de desplazarse fuera del agua, y ser un pez constructor debajo de los ríos, donde puede llegar a hacer huecos con al menos 20 cm de diámetro y de 1 a 2 metros de profundidad, puede provocar que los taludes de ríos se vuelvan vulnerables, causando derrumbes.

Velázquez Velázquez explicó que este pez se considera una especie invasora ideal, es decir tiene todos los atributos de una especie invasora, resiste gran cantidad de tiempo fuera del agua, se reproduce de manera exitosa, tiene un cuidado paternal impresionante, protegiendo sus crías hasta que lleguen a estado adulto”.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por Ernesto Velázquez, las especies exóticas que se han introducido a Chiapas entre peces, vertebrados y plantas “particularmente los peces, son alrededor de 13 especies distintas, entre las tilapias, las carpas, las lobinas, las truchas, los peces diablos, ya están prácticamente en todos los ecosistemas, en el Cañón del Sumidero donde se han detectado peces diablo, también están las dos especies de tilapia, tenemos la carpa común y además tenemos otra exótica invasora que es la guapota conocido como la tenguayaca, siendo un gran carnívoro y que se alimenta de peces nativos”, finalizó.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

En Chiapas se han documentado más de 300 especies invasoras, entre plantas y animales, de acuerdo a estudios realizados por investigadores locales, de ese universo existen por lo menos 13 especies de peces invasores, de los cuales cuatro están en la lista de las más dañinos. Para ello el investigador Ernesto Velázquez Velázquez, responsable del Museo de Zoología de la UNICACH, quien ha estudiado por más de 20 años el caso comenta la problemática que existe.

Dijo que estas especies exóticas invasoras, son un problema que no solo está presente en Chiapas, si no a nivel mundial, donde la propia Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCN), la ha estipulado como una de las causas que pone en riesgo la diversidad biológica, poniéndolo en 2do lugar a nivel mundial.

¿Por qué representa un problema?

Para definir el problema hay que destacar que una especie exótica es aquella que viene de otro lugar y se establece fuera de su ambiente natural, normalmente importada de otros países, pero éstas pueden causar daño o no, a las especies nativas.

“Un ejemplo de una especie exótica es la almendra. La almendra las pones en las casas, o el tamarindo, que esta desde hace muchos años, pero están en ambientes controlados, la pones en tu casa, pero no causan daños si se liberan porque no invaden al medio silvestre (…) sin embargo, hay otras que se vuelven exóticas invasoras, cuando son capaces de adaptarse y reproducirse en el medio cuando ellas no, ocurre”, cita Velázquez Velázquez.

Otro ejemplo son los peces invasores que hay a nivel mundial y que se encuentran en México, como el Pez Diablo, que se encuentra en ambientes acuícolas y dulce acuícolas; o el Pez León, especie marina que ha estado invadiendo los ecosistemas de arrecifes en la Península de Yucatán y en el Caribe mexicano. Es por eso que se le llaman especies invasoras exóticas, ya que son capaces de modificar el ambiente donde llegan y causar daño a especies nativas, desplazándolos, o incluso daños al ecosistema.

Especies invasoras acuíferas en Chiapas

De acuerdo al investigador de estas especies que están en México y que han llegado a Chiapas son cuatro: La tilapia, la carpa, el pez diablo y lobina.

La tilapia llegó a México en la década de los 60’s o 70’s, fue introducida por el gobierno federal y estatal, a través de los programas de acuacultura rural, con el objetivo de darle de comer proteínas baratas a las comunidades rurales, donde se asentaron tanto la tilapia como la carpa.

“Fueron distribuidas estratégicamente en todo el país. En Chiapas, tuvieron alrededor de 10 centros de producción de mojarra tilapia y carpa, en San Cristóbal, en Ixtapa, Tapachula, presa Malpaso e inclusive en la propia Selva Lacandona”, mencionó el investigador.

Afirmó que desafortunadamente no se previó el impacto que éstas especies podían causar, lo que produjo un problema a los ecosistemas acuáticos del estado, ya que se distribuyeron las crías de estas dos especies en lagos, ríos y humedales, sin considerar el impacto ambiental.

“Hoy las tilapias y carpas, prácticamente están en todos ambientes de agua dulce, ustedes se asoman al río Sabinal y lo primero que van a ver es una tilapia, mientras que en el río Grijalva o la presa La Angostura van a encontrar carpas muy grandes”, aseveró Velázquez Velázquez.

Cabe destacar, que éstos peces ya son considerados parte de la dieta de los chiapanecos, siendo muy vendidos en los mercados. Muchos piensan que son nativos de nuestros ríos, pero es todo lo contrario.

Ernesto Velázquez explicó que a la mojarra y a la carpa de cierta forma se les ha sacado beneficios; “tienen mucha carne de buena calidad, tienen mucha proteína, de alguna forma podemos regular su población, extrayendo grandes cantidades para el consumo humano, generando grandes ingresos a las poblaciones locales”, explicó

Dijo que el impacto ambiental que puede causar la tilapia, es que se come los huevecillos de peces nativos, aunque esto depende de la especie de la tilapia. En Chiapas hay tres especies de mojarra tilapia, unas son herbívoras, y las del género oreochromis que comen larvas de peces y los huevecillos, transmitiendo además parásitos a peces nativos.

“Lo impactos de la tilapia son cuantificable, ya que son de las especies que se introdujeron a Chiapas y a México y ahora ocupan casi todos los ambientes de agua dulce, y costeros, porque son capaces de sobrevivir hasta en las aguas salobres o intercosteros”, especificó el investigador.

Dijo que las carpas, dañan especies nativas, pero pese a su gran tamaño y de su músculo, tiene muchas espinas como el macabil de río, por lo que no es tan comestible, siendo uno de los lugares donde es más captura la presa Ña Angostura.

Lobinas

Esta especie es de cuerpo comprimido, aunque es de talla grande, habita en aguas dulces, además es una especie carnívora, que una vez detectando su presa, utiliza el sentido de la vista para distinguir si lo que tiene enfrenta es comestible o no, por lo que se puede alimentar de muchos peces nativos y endémicos de Chiapas.

Su voracidad disminuye el numero poblacional de peces, además de introducir parásitos, tal es el caso de la carpa, que introdujo a la denominada solitaria, que se ha detectado en mas de 100 especies nativas del país, atacando a peces jóvenes y crías, que no tienen mecanismos de defensa, mermando su población y poniendo aún más a en riesgo a las especies nativas.

Este pez se alimenta de peces y anfibios pequeños, cualquier organismo que se mueve en el agua, ya sean crustáceos, entre otros. El principal problema radica en el valle de San Cristóbal, justo donde se encuentra una especie nativa de Chiapas como es el Popoyote.

Actualmente donde antes se podía notar la presencia del Popoyote, casi ya no existe pues ha sido invadido por la lobina, desplazándolo y poniéndolo en peligro de extinción, por lo que investigadores, acusan a la lobina del daño causado.

Pez Diablo


Este pez es considerado como el más peligroso, en comparación con la carpa y la tilapia que son parte de la dieta de los chiapanecos, además el solo el 30 por ciento del Pez Diablo es carne, el resto de su cuerpo, el resto es coraza, por lo que no es benéfico en ningún sentido, su única alternativa sería convertirlo en harina, en su mayoría lo usan para la producción pellet, que funciona como alimentos para gatos, mascotas e inclusive peces.

“El pez diablo causa efectos sobre la biodiversidad nativas, pero es capaz de causar daños, a la economía de los pescadores, sobre la salud y modificación del medio ambiente”, dijo el investigador.

Por su capacidad, de desplazarse fuera del agua, y ser un pez constructor debajo de los ríos, donde puede llegar a hacer huecos con al menos 20 cm de diámetro y de 1 a 2 metros de profundidad, puede provocar que los taludes de ríos se vuelvan vulnerables, causando derrumbes.

Velázquez Velázquez explicó que este pez se considera una especie invasora ideal, es decir tiene todos los atributos de una especie invasora, resiste gran cantidad de tiempo fuera del agua, se reproduce de manera exitosa, tiene un cuidado paternal impresionante, protegiendo sus crías hasta que lleguen a estado adulto”.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por Ernesto Velázquez, las especies exóticas que se han introducido a Chiapas entre peces, vertebrados y plantas “particularmente los peces, son alrededor de 13 especies distintas, entre las tilapias, las carpas, las lobinas, las truchas, los peces diablos, ya están prácticamente en todos los ecosistemas, en el Cañón del Sumidero donde se han detectado peces diablo, también están las dos especies de tilapia, tenemos la carpa común y además tenemos otra exótica invasora que es la guapota conocido como la tenguayaca, siendo un gran carnívoro y que se alimenta de peces nativos”, finalizó.

¡Recibe las noticias a tu WhatsApp! Regístranos y manda la palabra ALTA ⬇️

Local

Acuerdan INE-IEPC suscribir convenio de seguridad para elecciones en tres municipios de Chiapas

El Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) acuerdan suscribir convenio con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de apoyo y colaboración

Municipios

Oxchuc sin acuerdos para elecciones por usos y costumbres

Habitantes del municipio de Oxchuc no construyen acuerdos para la realización de la elección de su nuevo ayuntamiento por sistemas normativos internos, suspendido desde el 15 de diciembre del 2021 por violencia

Local

Bomberos y Bikers inician campaña de concientización ante repunte de accidente en motociclistas

El Heroico Cuerpo de Bomberos juntos a representantes de grupos Bikers lanzaron la campaña de concientización "Tu Casco, Tu Vida" el cual busca hacer conciencia a los motociclistas a hacer el uso adecuado del casco

Policiaca

¡Violencia en San Cristóbal! Asesinan a ex funcionario del ministerio público

Las autoridades han iniciado una investigación exhaustiva para esclarecer los motivos del asesinato y dar con los responsables

Local

Empieza a llegar el turismo a Chiapas en vacaciones de verano: AMAV

En los municipios de la Sierra y Frontera de Chiapas, donde presentan los mayores índices de inseguridad, no hay presencia de visitantes nacionales e internacionales

Local

¡Antojo de chucho seco! Vamos a la feria y disfruta de esta tradición y sabor chiapaneca

En un mundo donde las tradiciones a menudo se pierden, el pan chucho seco sigue siendo un testimonio del espíritu duradero de la comunidad chiapaneca